Translate

martes, 21 de octubre de 2014

Alegrías y miserias del cine español


Interesante artículo de El País que puedes leer aquí

Algunos fragmentos de la conversación:


P. ¿Y la piratería? ¿Qué hacer para atajarla?
E. M.- L. El día que Ocho apellidos vascos empezó a ser pirateada, la taquilla bajó al 50%.
A. R. Durante mucho tiempo han vendido una caja vacía porque te vendían una conexión, pero ¿a qué? A nada. Era para venderte unos contenidos que estaban poniendo otra gente.D. M. La piratería te anula, te mata. Es mentira que no se pueda luchar contra la piratería.
D. M. La piratería es perjudicial para todos pero desde luego no para las compañías de telecomunicaciones.
S. S. ¿Y por qué? Cuando un presidente sale, ¿dónde va? Las teleoperadoras son muy poderosas.
E. M.- L. Hace falta una ley que penalice de verdad, como en EE UU, Inglaterra, Alemania...
D. M. En Alemania te llega una carta advirtiéndote de que has bajado un contenido ilegal y te ponen una multa, la segunda multa es más cara y a la tercera te cortan la línea.
E. M.- L. Lo que no es discutible es que hay que pagar por lo que se ve. Netflix vino a instalarse en España, hicieron un estudio de mercado, vieron lo que se bajaba aquí gratis y se largaron.S. S. Yo jamás criminalizaría al usuario. Son los gobiernos, que son tan necios y tan torpes que han dejado que una generación acceda a la cultura sin pagar.

S. S. El cinismo de la cosa es que hace poco me llevó un taxista en Madrid y va y me dice: “Soy muy fan suyo, señor Segura, me he descargado todas sus películas”. Yo le expliqué al tío que hombre, que si era tan fan mío podría... Y me dice: “¡Pero qué más le da a usted si ya gana usted en el cine!”. Fue imposible convencerle. A las cuatro semanas volví a coger el mismo taxi y era justo cuando lo de Uber. “Hombre, ¿qué tal, cómo ve eso de Uber?”, le digo. “Hay que matarlos a todos”, dice él. Fue entonces cuando empezó a entenderme.

E. M.-L. Yo creo que, más allá de estas cuatro películas apoyadas por televisiones privadas, pensar que eso va a marcar el camino es una locura. Tiene que haber un tejido industrial, y ha de estar favorecido por el Estado. No tengamos vergüenza: el cine ha de estar subvencionado, coño, como un montón de industrias, como la automovilística y otras muchas.
.............................




martes, 14 de octubre de 2014

¿Por qué al cine francés si le salen las cuentas?




Se titula Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho? y es la comedia del año en Francia. Ya ha seducido a 12 millones de espectadores en territorio francés, a casi tres en Alemania y cuenta con una secuela en la recámara, confirmada ayer por sus responsables, atónitos ante un éxito que salvará las cuentas del cine francés en 2014. La película, retrato de una familia de burgueses ultracatólicos enfrentados al amor de sus hijas por hombres de otras etnias y confesiones, será el plato fuerte del ciclo Tu cita con el cine francés, organizado a partir de este jueves en Madrid, Barcelona y Sevilla por Unifrance, organismo responsable de promover la cinematografía gala más allá de sus fronteras. En el programa figuran siete títulos recientes, representativos de un cine marcado por una envidiable diversidad, que sigue demostrando una salud de hierro.

Si todo prosigue como en los últimos meses, el cine francés protagonizará en 2014 una impresionante recuperación. En lo que va de año, las películas producidas en Francia han vuelto al primer lugar en términos de cuota de mercado, que en septiembre se elevaba al 46,3%, por encima del 45,7% del cine estadounidense, según cifras del Centro Nacional del Cine (CNC), equivalente francés del Instituto de la Cinematografía español. En total, se sitúa 12 puntos más arriba del 32% que las películas francesas sumaron en 2013, su peor año desde finales de los noventa. Desde enero, las películas galas han sumado 151 millones de entradas, casi un 13% más que en el ejercicio anterior.


El impresionante éxito de la citada comedia interreligiosa y de otros títulos como Lucy, dirigida por el francés Luc Besson, han contribuido a este desenlace. Pero esa no es la única razón que valga. Las cifras también responden a una serie de medidas de emergencia, adoptadas a principios de año por el Gobierno francés para contrarrestar el annus horribilis que supuso 2013. El cine francés cuenta con un marco fiscal distinto al de sus vecinos. Para empezar, el ejecutivo no solo renunció a subir el IVA del 7% al 10%, como había contemplado inicialmente, sino que lo hizo descender hasta el 5%, alineándolo con el del libro y el teatro. En España, el impuesto sobre cada entrada se eleva al 21%.

Además, el Gobierno bajó el precio de las entradas para los menores de 14 años a solo cuatro euros. Iniciado en enero, el dispositivo habría generado ocho millones de entradas adicionales en el primer semestre de 2014. El impacto general ha sido beneficioso, ya que los menores suelen ir acompañados por sus padres. “Es un problema de voluntad política. En los lugares donde los gobiernos no se ha comprometido con la cultura, como España o Italia, el cine ha acabado hundiéndose, lo que siempre acaba abriendo la puerta a los productos hollywoodienses”, argumenta el presidente de Unifrance, Jean-Paul Salomé. Las subvenciones al cine francés no proceden del presupuesto que el Estado destina a la cultura, sino del coste de las propias entradas: el 11% del total de cada billete se destina a un fondo público para financiar la producción francesa. Además, desde 1936 existe en Francia otra excepción europea: a los trabajadores discontinuos del audiovisual se les permite cobrar el paro entre un empleo y el siguiente, a cambio de cotizar 500 horas anuales. “Este sistema de ayudas, que funciona desde el final de la Segunda Guerra Mundial, se erige sobre una política pública al servicio del cine”, explica la directora del CNC, Frédérique Bredin. “Setenta años después de su invención, el modelo demuestra su eficacia. Somos el primer productor de cine y el país más cinéfilo de Europa”.

Para el presidente de Unifrance, el éxito no es, en este aspecto, sólo cuestión de calidad: “No es un problema de más o menos talento. Se trata de un círculo vicioso. Cuando falta dinero, el producto suele ser peor y el público no acude a las salas. Hay tantos buenos cineastas en España como en Francia. La diferencia es el sustento y la reglamentación que aporta el Estado”, añade Salomé, director de cintas como Espías en la sombra o Arsène Lupin.

Más allá de las instituciones, el propio sector ha contribuido a encontrar soluciones ingeniosas. A las llamadas Primaveras del cinecon entradas a precio reducido en toda Francia, se suma el éxito de los abonos ilimitados que permiten ver tantas películas como se desee por menos de 20 euros mensuales, en distintas cadenas, de las más comerciales a las de arte y ensayo. “Las soluciones ingeniosas también resultan claves para dinamizar este paisaje”, opina la directora general de Unifrance, Isabelle Giordano, periodista estrella de la radio pública y anteriormente del Canal Plus francés, reconvertida en embajadora del cine de Francia por todo el mundo.

Para Giordano, el apoyo estatal también resulta fundamental. “El mercado libre no es malo, pero la regulación es necesaria”, afirma. Al frente de Unifrance, Giordano se encarga de gestionar una entidad creada en 1949, cuando los poderes públicos entendieron que la cultura era necesaria para reconstruir una sociedad arrasada, pero también para hacer llegar la voz de Francia a todos los rincones del planeta. Desde entonces, Unifrance se ha encargado de promocionar los títulos franceses tanto en las salas de estreno como a través de festivales como el que empieza esta semana en España (se organizan otros similares en Nueva York, Londres, Shanghái o Seúl). “Es una estructura única en Europa que no ha dado mal resultado. Hoy somos los segundos exportadores mundiales de cine tras Estados Unidos”, afirma Giordano.
El País.

jueves, 9 de octubre de 2014

Madrid pierde otros 23 espacios culturales



La desertificación cultural de la ciudad.

Manifiesto:

El Colectivo Salvemos los Cines integrado en la asociación no
gubernamental Madrid Ciudadanía y Patrimonio denuncia la desaparición
de otros 23 espacios culturales madrileños ante la pasividad de los
responsables públicos.
El seguimiento realizado por el grupo Excenia y Salvemos los Cines a
las salas emblemáticas que permanecían cerradas y sin uso, ha
permitido constatar que en los últimos meses, la mayoría de las salas
de cine y teatro cerradas en Madrid ha pasado a estar en alquiler o
venta y muchas de ellas se van a convertir en breve en locales
comerciales, gimnasios o espacios gastronómicos, sin relación con la
cultura.
Particularmente lamentable es la desaparición de los cines en barrios
y distritos, privando a buena parte de los madrileños de su derecho a
disfrutar del cine y el teatro sin hacer largos desplazamientos.
Pensamos que los poderes públicos deberían involucrarse en la
protección de los espacios culturales y garantizar el acceso a los
bienes culturales en todos los distritos, así como ejercer una clara
defensa de la cultura que incluya una bajada de los elevados impuestos
y una protección de los derechos de autor hoy por hoy inexistente.


lunes, 19 de mayo de 2014

Apoyemos al cine Variedades, en El Escorial




El Cine Variedades de San Lorenzo de El Escorial cerró sus puertas en 2007, tras casi noventa años proyectando películas en un edificio modernista y emblemático. Es uno de los primeros ejemplos de arquitectura para cinematógrafos de la Comunidad de Madrid.

En otoño del 2013 se constituye la "Asociación Cultural Cine Variedades- Taller de las Artes" con el objetivo de la compra y rehabilitación del Cine. En el edificio se crearán nuevos espacios para actividades complementarias relacionadas con la cultura y el ocio. 

La Asociación es una iniciativa ciudadana que pretende recuperar un espacio único. Será un punto de encuentro para los amantes del cine y además se contribuirá a la recuperación cultural y económica de San Lorenzo de El Escorial y municipios de la zona.

¿Te gustaría que el añorado Cine Variedades vuelva a ser una referencia social y cultural a disposición de todos? HAZTE SOCIO

miércoles, 23 de abril de 2014

Dinosaurios en 3 D

Dinosaurios en 3D from Zampanò Producciones on Vimeo.

Cortometraje Documental - Dirigido por JUAN BEIRO - Duración 19 min - Año de Producción 2012

Madrid conserva monumentales salas de cine, suntuosos edificios construidos durante la edad de oro de la exhibición cinematográfica y que hoy se han convertido en tiendas de ropa o supermercados. Son verdaderos dinosaurios en 3D, que nos hablan de nuestro más reciente pasado.

Corto candidato a los Premios Goya 2012 a Mejor Cortometraje Documental.

miércoles, 26 de marzo de 2014

Concentración para salvar el palacio de la Música




Martes 25 de Marzo a las 20:00 frente al cine palacio de la Música, en Gran Vía, 35.

Convocados por el colectivo Salvemos los Cines, la Asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio, y la Plataforma en Defensa de la Cultura, un grupo de unos ciento cincuenta ciudadanos se ha concentrado esta tarde frente al cine Palacio de la Música que lleva varios años cerrado.


Los concentrados han pedido que no se modifique el Plan General de Madrid para poder cambiar el uso cultural por otro uso comercial e inmobiliario de los cines históricos de Madrid. Ante la próxima instalación en este cine emblemático de un centro comercial, los congregados han apostado por la pervivencia de los espacios culturales, como lugar de disfrute colectivo del cine, el teatro, la música y la danza. Madrid, que ha perdido ya el 90 % de sus cines, no puede permitirse perder ni uno solo más.


Durante el acto se ha proyectado un corto de Charlot sobre la fachada del cine cerrado. Seguidamente se han leído varios comunicados en defensa de los espacios culturales para, a continuación, formar una cadena humana que ha abrazado el cine. Como colofón, el coro de la Solfónica ha interpretado varias canciones, señalando que el palacio nació como palacio de la música.


A la concentración han asistido diversos ciudadanos preocupados por la desaparición de los cines, actores, trabajadores del sector cultural, y concejales de la oposición municipal (PSOE, IU y UPYD. 


Tras la lectura de un comunicado por el colectivo Salvemos los cines y otro de la Plataforma en Defensa de la Cultura, los congregados palmetearon con sus manos en la fachada del cine, dando a entender que el expolio cultural se está produciendo en silencio, sin que la ciudadanía se entere. El acto transcurrió en un ambiente festivo y tranquilo.




Foto 1: Bernardo Pérez
Resto de las fotos: Santi Ochoa



viernes, 14 de marzo de 2014

Salvemos el palacio de la Música!



Concentración: Salvemos el Palacio de  la Música.
Martes 25 de Marzo a las 20:00 horas, en Gran Vía 35
Se proyectará el corto de Charlot "The Champion"

Concentración autorizada.

Convocan: Colectivo Salvemos los Cines; Madrid Ciudadanía y Patrimonio, y Plataforma en Defensa de la Cultura.




COMUNICADO: Las asociaciones ciudadanas en defensa de la Cultura manifestamos nuestro rechazo a la modificación del Plan General para poder cambiar el uso cultural por otro uso comercial e inmobiliario de los cines históricos de Madrid, y nos sentimos preocupados por la incesante pérdida de espacios culturales en la ciudad. No queremos que Madrid se quede sin sus cines y teatros históricos. No aceptamos que el centro de Madrid deje de ser un centro cultural para ser solamente un centro comercial. Pensamos que los cines son espacios culturales y de convivencia vecinal. No queremos una sociedad de individuos aislados enchufados a su pequeña pantalla.

Resulta paradójico que en un momento en que el consumo de cine alcanza las mayores cotas estadísticas de nuestra reciente historia, se cierren la mayoría de las salas. Defender los derechos de autor, parar la especulación inmobiliaria, bajar el IVA cultural son medidas urgentes en las que deberían comprometerse las instituciones públicas.

Salvar el Palacio de la Música para que no se convierta en un centro comercial es una prioridad para todos los que amamos la cultura. Queremos que el palacio de la Música sea declarado Bien de Interés Cultural. No podemos permitir que algunos financieros sin escrúpulos compren y vendan al mejor postor los espacios culturales que a lo largo de la historia convirtieron a Madrid en una ciudad interesante por su gran oferta cultural. Creemos en la importancia de la cultura. Queremos que Madrid vuelva a ser un referente artístico y cultural en Europa. Defendamos los espacios culturales para seguir disfrutando colectivamente del cine y del teatro, de la música y de la danza.

¡No a la desertización cultural de Madrid!

¡Salvemos la Cultura! ¡Salvemos los cines y teatros!

¡Salvemos el Palacio de la Música!


Fotografías del Palacio de la Música. Exterior, MCyP; Interiores, Ángel Baltanás

Más información:



-- Informe HISTÓRICO del Palacio de la Música (desde 1926), elaborado por Madrid, Ciudadanía y Patrimonio

-- BLOG SALVEMOS LOS CINES: Palacio de la Música, queremos que sea BIC

-- CAMPAÑA DE RECOGIDA DE FIRMAS (32.908 alcanzadas)